sábado, noviembre 17, 2012

La Madre del Parque


Caí en mi ignorancia y pensé que aquella defensa a las estatuas escondidas del Campo Grande había llegado a su fin. 
Puedes ver lo que puse sobre esto en: Más estatuas en el Campo Grande.
Pero el otro dia descubrí que habia caido en los engaños y la trampa del propio parque.
Una pequeña figurita,blanca,gastada por el tiempo y con marcas por el cuerpo de no haber tenido una vida facil a la intemperie.
El parque la protege de nosotros,pero no la esconde.Nos la deja a la vista porque sabe que nuestra vida es demasiado ajetreada como para caer en la cuenta que allí esta ella.
Tiene una mirada pensativa y el semblante sereno,esperando el paso del tiempo.
La abriga con su manto de hojas secas y amor.Ella se muestra cariñosa,siempre pendiente y vigilante para que no le pasa nada.Le recuerda todas las estaciones,cuando tiene que florecer y cuando tiene que deshacerse de sus hojas y flores marchitas.Todo su cariño se dispersa en flores que se deshojan en otoño y florecen en primavera.
Incluso vela por el trayéndole alimañas que habiten su vasto terreno.
Es su agua, es su rió y es su vida.Es árbol,es refugio y es abrigo.Es viento que mece las hojas y paseos de tardes inquietas.
PS:
La verdad es que no conozco nada de esta estatuilla,y es muy posible que no tenga nada que ver con la maternidad del parque.Aunque luego resulte que sea una sirena o una novia despechada.¿Alguien lo sabe?
No se si es así pero recuerdo que antes de la remodelación del Paseo Central esta figura estaba en el centro de una pequeña fuente.Como aquella figura del pelícano que desapareció misteriosamente.




5 comentarios:

Álvarez Sánchez V dijo...

puedo jurar que es la primera vez que la veo, y eso que me he pateado el campo grande de arriba a abajo

Samu dijo...

Es que está un poco escondida.
Está justo detrás de la pecera de la oficina de turismo,en esa zona del parque que es tan poco transitada.Si recuerdo mal,que es posible,antes estaba más a la vista en pleno Paseo Central.

Muchas gracias por visitar mi blog!!Un saludo.

Anónimo dijo...

Esta estatua pertenece a un escultor salmantino que se llama Agustin Casillas Osado. Se realizo junto a otra serie de estatuas para decorar el Campo Grande en 1968. Las esculturas fueron víctimas de los vándalos y de toda la serie solamente quedan tres, el oso, el zorro y la de esta muchacha.

Samu dijo...

Ahivá! Muchas gracias por tu colaboración.La verdad es que no tenia ni idea.Y por primera vez y despues de tantos años se me viene a la cabeza la figura del zorro...Aunque siempre echaré de menos al pelícano :(.

Muchas gracias por tu aporte y por pasearte por enbuenalid.blogspot.com

Anónimo dijo...

¡El pelícano! ¿No habrá alguna foto por ahí del pelícano?

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario.

Comparte

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...